La Urología es una especialidad médico-quirúrgica que se ocupa del diagnóstico y tratamiento de las enfermedades morfológicas renales y de las del aparato urinario y retroperitoneo que afectan a ambos sexos; así como de las enfermedades del aparato genital masculino, sin límite de edad. El Dr. Oscar Schatloff
atiende en clínica Ginestética, quien además se ha especializado en realizar vasectomía sin bisturí.

EVALUACIÓN UROLÓGICA

En Clínica Ginestética la evaluación urológica la realiza el Dr. Oscar Schatloff, urólogo y especialista en las siguientes operaciones de riñón: Nefrectomía radical laparoscópica y robótica, extracción completa del riñón mediante cirugía laparoscópica o robótica, nefrectomía parcial laparoscópica y robótica, pieloplastía laparoscópica y robótica, resección de unión pieloureteral enferma y sutura de riñón a ureter sano, suprarrenalectomía laparoscópica y robótica y Neoimplante ureteral laparoscópico y robótico, entre otros.

CÁLCULOS

El tratamiento de los cálculos urinarios debe ser integral. Los cálculos urinarios tienden a producirse con repetición y son causa frecuente de dolor y finalmente de daño renal cuando no son tratados oportunamente.

El Dr. Oscar Schatloff ha participado en más de 800 operaciones por cálculos urinarios y domina todas las técnicas actuales como la Litotricia extracorpórea, fragmentación de cálculos por ondas de choque; Ureterolitotomía endoscópica, fragmentación de cálculos en el uréter con láser usando un ureteroscopio semirígido; Ureteroscopia flexible, fragmentación de cálculos en riñón con láser usando un ureteroscopio flexible.; Nefrolitotomía percutánea, Fragmentación de cálculos por punción directa al riñón desde la espalda y Cirugía laparoscópica y robótica, acceso al riñón por pequeñas incisiones en el abdomen para extraer cálculos de su interior.

EVALUACIÓN PROSTÁTICA

La cirugía de próstata es diferente en casos de cáncer de próstata y próstata por crecimiento benigno. Por eso es importante diagnosticar o descartar con certeza este tipo de cáncer antes de pensar en una operación.

El cáncer de próstata es el cáncer sólido más frecuente en hombres y la operación por este tipo de cáncer es una cirugía muy delicada, ya que debemos ser capaces de curarlo y al mismo tiempo preservar la continencia urinaria y la potencia sexual.

VASECTOMÍA SIN BISTURÍ

La vasectomía es un método anticonceptivo para el hombre, sencillo y muy seguro.

En esta intervención se seccionan los conductos deferentes para evitar que los espermatozoides vayan de los testículos hasta el pene. Así, el semen que sale por el pene (eyaculación) no contiene espermatozoides y por lo tanto no puede producirse un embarazo.La recomendación de las organizaciones internacionales de urología es realizar la vasectomía con anestesia local usando la técnica sin bisturí.
Este procedimiento, ambulatorio, ha demostrado tener menos complicaciones que la técnica tradicional.

Luego de la intervención, se recomienda reposo relativo por 24 horas y evitar actividad física y relaciones sexuales por 7 días para prevenir hinchazón de la zona operatoria.

Se debe continuar con anticoncepción adicional hasta realizar, a los 3 meses post-vasectomía- un nuevo espermiograma y constatar la ausencia de espermatozoides móviles.

Es necesario aclarar ciertos mitos sobre la vasectomía y la sexualidad:no afecta el orgasmo ni disminuye el deseo sexual, no afecta a la erección ni a la eyaculación.

CIRCUNSICIÓN

La circuncisión está indicada en el tratamiento de la fimosis patológica, balanopostitis recurrente (infección del glande y prepucio) y las infecciones crónicas o recurrentes del tracto urinario.

La circuncisión reduce el riesgo de infección por VIH – SIDA en un 60%, y proporciona protección contra el contagio con virus herpes y virus papiloma. Además, el hombre circuncidado tiene menos riesgo de transmitir VPH a su pareja heterosexual. El VPH es el principal causante de cáncer cérvicouterino en la mujer.

Previene el cáncer de pene, este tipo de cáncer es muy raro, pero afecta casi exclusivamente a los hombres no circuncidados.

La circuncisión en adultos es una cirugía ambulatoria que consiste en la resección del prepucio. La recuperación es rápida causando mínimas molestias y pudiendo realizar una vida sexual normal en general entre dos y 4 semanas post-cirugía. La circuncisión no afecta la erección ni la libido, aunque en algunos pacientes puede afectar la sensibilidad en el período temprano.

La circuncisión en recién nacidos data de más de 4.500 años cuando se describe en la biblia la circuncisión de Isaac, primogénito de Abraham. Aparte de la circuncisión por motivos religiosos, en recién nacidos es practicada por motivos de tradición, cultura, higiene y prevención de infecciones. La circuncisión neonatal es segura cuando es realizada por un profesional experimentado.