“A pesar de mis 72 años soy una mujer activa, estoy todo el día fuera de casa y tengo mucha vida social. Mi problema era muy incómodo ya que en cada fuerza pequeña que hacía perdía orina. Llegó un momento en que hasta una pequeña risa me ocasionaba esta incómodo situación. Además mi urgencia por llegar al baño era terrible. Durante una compra en el supermercado de dos horas tenía que ir por lo menos una o dos veces. Al ver al Dr. Pardo, me contó que la operación con la cinta demoraba menos de diez minutos y además iba a corregirme un leve prolapso que tenía, lo que mejoraría mi calidad de vida sexual y posiblemente la urgencia que tenía al orinar. La operación fue casi indolora. Estuve sólo una noche en la clínica y el cambio fue notable. Ya no tengo pérdida de orina nunca y puedo estar ahora hasta 4 o 5 horas sin ir al baño y no me tengo que levantar en la noche. En cuanto a mi vida sexual… mejoré muchísimo, me siento más estrecha y joven, mi marido me encuentra mas atractiva, él y yo disfrutamos mucho más que antes. No puedo creer que esperé tanto tiempo, pero ahora estoy feliz”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *