«Siempre fui muy hiperlaxa (en todo mi cuerpo) y nunca tenía tanta sensación en la zona interna de mi vagina. Esto, me empezó a acomplejar y no me sentía segura en mis relaciones sexuales, creía que yo no satisfacía a mi pareja y rápidamente pasaba a otras actividades ajenas a la penetración, ya que tampoco era algo que disfrutara tanto. Pero evitaba pensar en ello.

Este último año, el tema se volvió muy angustiante, hasta que decidí consultar con el Dr. Pardo, quien corroboró mi hipótesis: sin haber tenido nunca hijos, tenia hiperlaxitud vaginal, lo cual me alivió, ya que me di cuenta que no era «rollo» mío.

Decidí, sin dudar, someterme al tratamiento láser, y desde la segunda de un total de tres sesiones noté los cambios. Si bien siempre he disfrutado de mi sexualidad, más allá de la penetración, ¡el cambio fue significativo! Es mucho mejor que antes, las sensaciones se intensificaron y sobre todo, me siento más segura con mi cuerpo. Lo vivo como una nueva gran etapa en mi vida.

El doctor es muy acogedor, puedes hablar con él con toda libertad sin sentirte juzgada y su equipo médico es cálido y atento.

Lo recomiendo a ojos cerrados

¡Gracias, Dr Pardo!»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *