“Doctor Jack, tal como usted me dijo, esperé dos semanas después de que me implanté el chip de testosterona. Y hace unos días empecé a notar cambios positivos “considerables” en mi líbido. Le doy las gracias de todo corazón”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *